Conexión Adventista te ofrece ahora Material para la Escuela Sabática, en Videos, Audio, Presentaciones PowerPoint, en archivos de Texto, PDF, también los Comentarios y mucho mas. Esperando que todo esto sea para el enrequesimiento no solo personal si no que podamos aportar mas en nuestras Iglesias, y que de alguna forma poder compartirlo con los demás que no conocen a Jesús todavía.
Dios los bendiga. Es el deseo de "Conexión Adventista"

28 ago. 2010

Aprende a perdonar

Por: Lourdes E. Morales-Gudmundsson

La doctora Val Shean, una veterinaria cristiana que puso su clínica en Uganda, África, ha logrado abrir puertas para el evangelio por cuidar el ganado de la tribu de los Karamajong. Pero no solo para el evangelio, sino para la reconciliación entre facciones dentro de esta tribu que ha tenido un largo historial de conflictos.

Poco después de poner su clínica, un miembro del personal desfalcó miles de dólares de la cuenta de la clínica. Este hombre supuso que sería despedido, pero tal no fue el caso. La Dra. Shean pensó así: “Vine a África para compartir el amor de Cristo, no para proteger una cuenta bancaria.” Así fue cómo la médica enfrentó a este hombre, que confesó la malversación de fondos. ¿La respuesta de ella? “Te perdono. Ahora bien, vamos a hacer un plan para que devuelvas el dinero en pagos mensuales y… ¡volvamos ya a trabajar!” El perdón de esta cristiana impactó tanto a este señor, que le abrió el corazón al evangelio y se entregó a Cristo. Diez años después, este señor sigue siendo uno de los miembros más fieles del equipo de la doctora Shean.*

No hay duda alguna de que el perdón tiene un poder transformador para la vida humana. La filósofa Hannah Arendt señala que si no fuera por el perdón, los seres humanos seríamos condenados a cargar la acumulación de ofensas de toda una vida… ¡hasta la tumba! Mirado exclusivamente desde una perspectiva humana, la filósofa tiene toda la razón. ¡Qué destino más espantoso!

Continua en Reflexión de "Conexión Adventista"

Escuela Sabatica. Leccion 10, Tercer Trimestre 2010, "Redencion para Judios y Gentiles"

Lección 10: para Agosto 28

"Redención para Judíos y Gentiles"

Sábado 28º de Agosto

LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Romanos 9

PARA MEMORIZAR:

De manera que de quien quiere, tiene misericordia, y al que quiere endurecer, endurece” (Romanos 9:18).


COMO ESTÁ ESCRITO: A Jacob amé, mas a Esaú aborrecí. [...] Pues a Moisés dice: Tendré misericordia del que yo tenga misericordia, y me compadeceré del que yo me compadezca” (Romanos 9:13, 15).

¿De qué habla Pablo aquí? ¿Qué sucede con la libertad de elegir, sin la cual poco de lo que creemos tiene sentido? ¿No estamos libres para elegir o rechazar a Dios? ¿O la Biblia enseña que ciertas personas son elegidas para ser salvas y otras para perderse, sin poder elegir nada?

La respuesta está en mirar el cuadro completo de lo que dice Pablo. Él sigue mostrando el derecho que tiene Dios de escoger a quienes él quiere usar como sus “elegidos”. Después de todo, Dios tiene la respon­sabilidad final de evangelizar al mundo. Por lo tanto, ¿por qué no puede elegir como sus agentes a quienes quiere? Mientras no le prive a nadie la oportunidad de salvación, esa acción de Dios no es contraria a los prin­cipios del libre albedrío. Tampoco es contraria a la verdad de que Cristo murió por todos los seres humanos. Su deseo es que todos se salven.

Romanos 9 no presenta dificultades si recordamos que no está ha­blando de la salvación personal de aquellos que nombra, sino de su llama­do a hacer cierta obra.


Continua en Escuela Sabática de "Conexión Adventista"

24 ago. 2010

Escuela Sabatica. Leccion 9, Tercer Trimestre 2010, "Libertad en Cristo"

Lección 09: para Agosto 28

"Libertad en Cristo"

Sábado 21º de Agosto

LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Romanos 8:1-17

PARA MEMORIZAR:

Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu” (Romanos 8:1).


ROMANOS 8 es la respuesta de Pablo a Romanos 7, que habla de frus­tración, fracaso y condenación. En Romanos 8, la condenación desapare­ció, y es remplazada por la libertad y la victoria por medio de Jesús.

Pablo dice que si no aceptas a Jesús, la experiencia de Romanos 7 será tuya: esclavo del pecado; y no podrás hacer lo que eliges. Romanos 8 dice que Cristo Jesús ofrece librarte del pecado y te permite hacer el bien que quieres pero que tu carne no te permite.

Pablo explica el costo infinito de esta libertad. Cristo se hizo hombre para poder relacionarse con nosotros, ser el ejemplo perfecto y el susti­tuto en nuestro lugar. Él vino “en semejanza de carne de pecado” (versículo 3). Como resultado, en nosotros pueden cumplirse los requerimientos de la ley (versículo 4). O sea, Cristo hizo posible la victoria sobre el pecado y cumplir la ley.

Por falta de espacio, cubriremos solo Romanos 8:1 al 17, pero lee el resto del capítulo, lleno de seguridades del amor de Dios. Estos versículos indican la esperanza que tenemos ya que somos “más que vencedores por medio de aquel que nos amó” (versículo 37) y “no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros” (versículo 32)


Continua en Escuela Sabática de "Conexión Adventista"

14 ago. 2010

Escuela Sabatica. Leccion 8, Tercer Trimestre 2010, "El Hombre de Romanos 7"

Lección 08: para Agosto 21

"El Hombre de Romanos 7"

Sábado 14º de Agosto

LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Romanos 7

PARA MEMORIZAR:

Pero, ahora estamos libres de la ley, por haber muerto para aquella en que estábamos sujetos, de modo que sirvamos bajo el régimen nuevo del Espíritu y no bajo el régimen viejo de la letra” (Romanos 7:6).


ROMANOS 7 ha creado mucha controversia. “El significado de los ver­sículos 14 a 25 ha sido uno de los problemas más debatidos de toda la epístola. Las preguntas básicas han girado en torno a dos aspectos: hasta qué punto la descripción de una lucha moral tan intensa puede ser au­tobiográfica y, si así fue, si dichos versículos se refieren a la vida de Pablo antes o después de su conversión. Que Pablo está hablando de su propia lucha personal con el pecado resulta evidente por el significado obvio de sus palabras (comparar con los versículos 7-11; El camino a Cristo, p. 15; Joyas de los testimonios, tomo 1, p. 403). Pero también es igualmente cierto que está describiendo un conflicto que en forma más o menos pronunciada es experimentado por toda alma que se enfrenta a las demandas espirituales de la santa ley de Dios, y las recono­ce” (Comentario bíblico adventista, tomo 6, pp. 549, 550).

La experiencia de Pablo descrita en Romanos 7 ¿fue antes o des­pués de su conversión? Cualquiera que sea la posición que se tome, lo importante es que la justicia de Jesús nos cubre y por su justicia estamos perfectos ante Dios. Él promete santificarnos, darnos la victoria sobre el pecado y modelarnos a la “imagen de su Hijo” (Romanos 8:29).


Continua en Escuela Sabática de "Conexión Adventista"

11 ago. 2010

Escuela Sabatica. Leccion 7, Tercer Trimestre 2010,

Lección 07: para Agosto 14

"La Justificación y la Ley"

Sábado 7º de Agosto

LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA: Romanos 6; 1 Juan 1:8; 2:1

PARA MEMORIZAR:

Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros; pues no estáis bajo la ley, sino bajo la gracia” (Romanos 5:1, 2).

DESPUÉS DE ANALIZAR la justificación por la fe, sin las obras de la ley, Pablo responde la pregunta: Si las obras no nos salvan, ¿por qué hacerlas? ¿Por qué no seguir pecando?

El capítulo 6 es su respuesta. Habla de lo que llamamos la “santifica­ción”, el proceso por el cual vencemos el pecado y reflejamos el carácter de Cristo. Aclaramos, sin embargo, que la palabra “santificación” no apa­rece en Romanos. (La palabra “santificada” aparece una vez en Romanos 15:16.) ¿Significa esto que Pablo no tiene nada que decir acerca de la santificación? No, solo significa que no usa ese término.

En la Biblia, “santificar” significa “dedicar”, generalmente a Dios. Ser santificado se presenta a menudo como un acto pasado, ya completado. Por ejemplo, “todos los santificados” (Hechos 20:32) son los que están de­dicados a Dios.

Este uso bíblico de “santificar” no niega la doctrina de la santifica­ción, que es la obra de toda la vida. La Biblia apoya sólidamente esta doctrina, pero usa otros términos para describirla.

Esta semana consideramos otro aspecto de la salvación por la fe, que puede ser mal comprendido: la promesa de victoria sobre el pecado en la vida de quien fue salvado por Jesús.


Continua en Escuela Sabática de "Conexión Adventista"